Como evitar que se duerman las mano en la bicicleta

Como evitar que se duerman las manos al ir en bicicleta

¿Se te duermen las manos mientras montas en bici? Si tu respuesta es sí este artículo te puede interesar.

El que se te duerman las manos yendo en la bicicleta suele ser un problema habitual que puede tener una rápida, fácil y económica solución.

Nervio ulnar o cubitalEl adormecimiento de las manos se produce por un nervio bastante sensible que pasa por la parte inferior de la mano, por la zona del dedo meñique y que se llama ulnar o cubital. Al apoyar esta zona de la mano con el manillar de la bici durante un tiempo, se nos generará esa incomoda sensación de adormecimiento y hormigueo en la mano. Si nos fijamos, cuando agarramos el manillar tendemos a ejercer mayor presión con esta zona de la mano lo que puede ser el origen del problema aunque también hemos de tener en cuenta que la arteria cubital, que también pasa por esta zona, junto al nervio cubital, al ser presionada también puede ser la causa del adormecimiento.

Cuando levantamos las manos del manillar sentiremos una mejora del problema, pero esto no es la solución ya que no podemos ir mucho rato sin las manos en el manillar.

Soluciones para el adormecimiento de las manos montando en bicicleta

Algo importante es saber si nuestro peso está repartido sobre la bicicleta de una forma correcta. Que el peso de nuestro cuerpo esté repartido, un 60% detrás y un 40% delante puede ser lo optimo.

  1. Si la posición de nuestro sillín no es la adecuada por estar demasiado alto o inclinado o excesivamente distanciado del manillar, nuestro cuerpo tenderá a irse hacia delante, con lo que cargaremos más peso sobre nuestras manos ejerciendo una excesiva presión que nos puede generar el adormecimiento. Corregir la posición del sillín puede ser una de las formas de evitar el problema.ajuste del sillin
  2. Otro punto que puede ser la causa es la altura del manillar. Este punto es bastante particular en cada ciclista, por norma general, el manillar debería estar a la misma altura que el sillín de la bicicleta o un par de centimetros por debajo. Estos valores son realmente aproximativos, ya que el objetivo final es conseguir una posición relajada de la espalda que suele ser cuando esta se encuenta a 45º aunque esto también estará en función de la disciplina de ciclismo que practiquemos.
  3. Para tener una posición optima, lo ideal es hacerse un estudio biomecánico con el que podremos calibrar nuestra bici a las necesidades morfológicas de nuestro cuerpo.
  4. Otra posibilidad para ver de solucionar el adormecimiento de las manos, es probar con un tipo especial de puños de bicicleta que tienen una mayor superficie de apoyo con lo que disminuiremos la presión que ejercemos sobre el nervio cubital.
  5. El utilizar unos buenos guantes que nos permitan aligerar y amortiguar la presión sobre las zonas criticas de la mano también nos ayudará a corregir las sensaciones de hormigueo y adormecimiento.
  6. La utilización de acoples que nos permitan variar la posición del agarre del manillar puede ser otra opción para evitar el problema.
  7. El tener las manetas de freno en una posición inadecuada también puede ayudar a que se produzca el problema. Estas deberán estar en el angulo necesario para que la muñeca apoye en el manillar en una posición natural.

Espero que todos estos consejos te puedan ayudar a que no se te duerman las manos en tus próximas salidas.

PRODUCTOS DE TU INTERÉS