mantenimiento bicicleta en perfecto estado

Consejos para mantener tu bicicleta en perfecto estado

Seguro que en alguna ocasión cuando estabais realizando alguna ruta, os habéis encontrado con algún ruido, crujido o problema en vuestra bicicleta. A continuación os damos unos consejos para tener la bicicleta en perfecto estado y evitar que os deje tirados.

1.- Antes de cada salida debemos asegurarnos de que la cadena está engrasada. En verano, con el calor es común que el polvo y la suciedad se adhieran a la transmisión.Engrase cadena

2.- Comprueba todos los cables. Los de freno, el desviador delantero, el cambio trasero asegurándote de que no están rotos, doblados o rasgados. Un cable deteriorado puede dar muchos problemas en la frenada y en el cambio. Si lo ves necesario ajusta la tensión de los cables ya que con el paso del tiempo tienen tendencia a dilatarse sobre todo si son nuevos.

3.- Revisa los piñones y los platos de la bicicleta. Comprueba el estado de los dientes y que la cadena se desplaza correctamente por ellos sin producir fricciones excesivas ni saltos. Si observamos cualquier síntoma de desgaste en los platos, piñones o en la cadena, es preferible sustituirlos para evitar que el resto de los componentes se desgasten.

4.- Comprueba que las cubiertas tienen la presión correcta. Esta será la adecuada para cada ciclista, aquella con la que ruedes con suavidad y evites la sensación de estar rebotando sobre la bicicleta o arrastrándote por los caminos. Mira que en los neumáticos no hayan grietas ni que estén excesivamente desgastados. Importante llevar un kit para reparar pinchazos, una pequeña bomba de inflado y una cámara nueva, sino un pinchazo en la ruta nos marcaría el final de la misma.

5.- Engrasa aquellos puntos de la bicicleta que tienen un rozamiento continuo para evitar ruidos y crujidos. Las zonas pivotantes de una doble suspensión, la tija del sillín o los sitios en los que los cables rozan con sus protecciones, aplica en ellas una mínima capa de grasa cuando lo veas necesario.

6.- Realiza una comprobación de la presión de los amortiguadores. Cada suspensión tiene unos valores de presión optima y debemos asegurar que en función de nuestro peso y necesidades, trabajan dentro de esos valores para que la eficacia y suavidad de funcionamiento sea máxima.

7.- Revisa todos los tornillos de la bicicleta. Ya sabemos que hay muchos y que cada uno necesita un par de apriete especifico que le permite cumplir su función, pero por lo menos debemos asegurarnos que no hay ninguno flojo o pasado de rosca. Así nos aseguraremos de que ningún elemento de la bicicleta se mueva más de lo debido en la ruta.

8.- Comprueba el cuadro de la bicicleta. Mira si tiene fisuras o marcas de estrés en alguno de los tubos. Si encuentras alguno, mejor no salgas con esa bicicleta.

9.- Mantén limpia tu bicicleta. La suciedad, sobre todo en las partes móviles es como papel de lija que desgastará prematuramente los componentes de tu bicicleta y te causará otros problemas. Recuerda que tras una buena limpieza deberás engrasar los partes necesarias.

Sigue estos consejos para mantener tu bicicleta y la tendrás siempre en óptimas condiciones para empezar una ruta.

PRODUCTOS DE TU INTERES

 

 

ENLACES INTERESANTES

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.