perro ataca bicicleta

Cómo evitar el ataque de un perro a ciclista

Es fácil que en alguna ocasión yendo en bicicleta te hayas encontrado con un perro agresivo. Compartiremos contigo algún consejo para prevenir el ataque de un perro al ir en bicicleta.

¿Por qué ataca el perro?

En la mayoría de los casos el ataque se produce porque siente invadido el territorio que esta cuidando o por un mal hábito aprendido por el perro que empieza por los ladridos y conforme el perro  adquiere confianza puede progresar a persecuciones y finalmente al ataque directo.

Cómo evitar el ataque

1. Reduce tu velocidad

Lo primero cuando te aproximes a un perro agresivo es mantener la calma, reducir la velocidad y prepararte para bajar de tu bicicleta. El mantener la calma y el control de la situación hará que el perro no te vea como a su presa y lo desanimará a la hora de atacarte.

2. Baja de tu bicicleta y utilízala como barrera

Es posible que el perro siga aproximándose a ti. Si esto sucede, bájate de la bici y sitúala entre tú y el perro. Sigue caminando manteniendo la calma y sin perder al perro de vista, pero no lo mires directamente a los ojos. El animal puede interpretarlo como un reto.

ciclista huyendo de perrro3. No intentes escapar

Si lo haces tu huida incentivará la persecución por parte del perro y a menos que vayas en bajada, el perro te alcanzará fácilmente. Además puede resultar peligroso ya que te será difícil concentrarte en el perro y en el camino.

4. Muéstrale que tu mandas y mantén tu espacio

Si ya has conseguido reducir el interés por ti del perro es el momento de reclamar tu espacio. La bicicleta te servirá de ayuda para controlar el espacio entre tú y el perro. Intenta mostrarle al perro mediante tu lenguaje corporal y tu voz firme que controlas la situación y no eres una amenaza para él.

5. Ofrécele algo para morder

Si el perro no ha perdido el interés y hace intención de morder, puedes darle una camiseta, o cualquier otro objeto para que el perro lo muerda y lo mantenga entretenido. Aprovecha entonces su distracción para retirarte lentamente.

6.- Ahuyenta perros

Los anteriores pasos puedes eliminarlos si dispones de algún objeto como silbatos o aparatos de ultrasonidos que pueden serte útiles para paralizar al perro en caso de ataque.

Los perros no tienen el instinto natural de atarnos. Normalmente esto ocurre porque hay dueños que permiten o incentivan estos malos hábitos en sus perros o al abandonarlos hacen que se conviertan en perros salvajes. Esperemos que estos consejos te ayuden si te encuentras alguna vez en esta situación.

 

PRODUCTOS DE TU INTERES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.